Utilizamos cookies propias y de terceros para ofrecer nuestros servicios y recoger datos estadísticos. Continuar navegando implica su aceptación. Más información Aceptar

Postura y mandíbula

La postura es un factor esencial en la disfunción mandibular. Conexiones nerviosas y anatómicas, explican que los desequilibrios posturales, alteren el sistema mandibular y viceversa.

Este problema afecta a un tanto por ciento muy elevado de personas. De los casos con diagnóstico confirmado, se ha observado que en el 75% de ellos, existe una alteración de la postura correcta de la espalda. Este desequilibrio afecta especialmente a la columna cervical.

¿En qué consiste el tratamiento?

Los dolores cervicales y de cabeza tienen origen en muchas ocasiones en las disfunciones de la mandíbula y en la mala postura de la espalda.

Será preciso realizar un análisis exhaustivo de la movilidad y tensiones mandibulares, así como de la postura corporal y las cadenas musculares. El fisioterapeuta tratará el dolor articular y disminuirá las tensiones de los músculos de la mandíbula mediante ejercicios específicos y técnicas manuales. Posteriormente, mediante el reequilibrio de las cadenas musculares en base al Método Mézières, mejorará la posición de cabeza y cuello en relación a espalda y hombros.

La fisioterapia global personalizada basada en el diagnóstico preciso permitirá a la persona integrar los cambios en su esquema corporal de una manera progresiva y mantenerlos en el tiempo.