Embarazo y posparto

Desde la fisioterapia realizaremos la prevención y tratamiento de la mujer en el período obstétrico. Será necesario valorar la actividad física pre y postnatal, controlar el suelo pélvico, y realizar el tratamiento y la normalización de las disfunciones articulares y musculares que pueden presentarse durante la gestación y en el postparto.

Nuestro objetivo será que la mujer pueda disfrutar de su embarazo y que llegue en las mejores condiciones físicas al parto y al postparto.

Realizaremos un tratamiento global basado en el Método Mézières, donde analizaremos la postura con especial atención a la zona perineal, pélvica, abdominal y respiración.

Reserva cita o consulta tu problema

8 + 5 =

Recomendaciones específicas durante embarazo

  • Mantener un peso saludable y una buena alimentación.
  • Mantener un buen estado corporal realizando ejercicio físico moderado. Especialmente flexibilizar caderas, pelvis y extremidades inferiores. Evitar realizar ejercicios tumbada boca arriba para evitar la compresión de la vena cava inferior.
  • Evitar esfuerzos que impliquen más presión abdominal (no apretar en apnea respiratoria)
  • Evitar elevaciones de temperatura corporal por encima de los 38ºC.
  • A partir de la semana 34 comenzar a realizar masaje perineal con un lubricante de base acuosa.
  • Valorar la utilización de faja abdominal durante el tercer trimestre.
  • En el último mes de embarazo disminuir el ritmo de ejercicio, reducir el estrés al máximo, descansar y favorecer las actividades que proporcionen oxitocina (besos, abrazos, reír, orgasmos, masajes suaves…)

Recomendaciones específicas para el postparto

  • A partir de la semana 6-8 realizaremos la primera valoración postparto a nivel perineal, abdominal, respiratorio y postural.
  • Realizar un plan de ejercicios personalizados para la recuperación y reeducación del suelo pélvico y de la zona abdominal.
  • Introducir técnicas globales a través de la reeducación postural Mézières y gimnasia abdominal hipopresiva para completar la recuperación. A partir de la 6º semana se puede comenzar el trabajo hipopresivo.
  • Usar lubricante acuoso para el bienestar sexual. Evitar posturas sexuales de penetración profunda. Reiniciamos la sexualidad con posturas seguras y evitar dolores y miedos.

Embarazo y posparto

Fisioterapia y periodo obstétrico

No existe una sola causa que explique el dolor cervical. En la gran mayoría de ocasiones son varios los factores que influyen. La tensión acumulada por el estrés personal y profesional se une con los procesos degenerativos propios de la edad. Estos procesos afectan al disco vertebral y a las articulaciones vertebrales. Los movimientos y las posturas mantenidas pueden ser dolorosos. Se puede producir una sensibilización del nervio encargado de transmitir las informaciones sensoriales cuando existe una contractura muscular o inflamación articular. Esta sensación dolorosa puede hacerse crónica si no realizamos una prevención y tratamiento de fisioterapia adecuados.

La buena postura de la cabeza y de la columna cervical, depende de muchos factores. Los déficits visuales o auditivos, el bruxismo y las disfunciones mandibulares, influyen en el dolor cervical. También la postura global y la estabilidad de pelvis y pies. Así, una hiperlordosis o una rectificación cervical debido a un desequilibrio de las cadenas musculares, pueden ser origen de dolor cervical. Aparecen las contracturas musculares, los desgastes y bloqueos articulares, y con el tiempo, puede aparecer una patología cervical más severa: artrosis, protusiones, hernia discal, estenosis,…

Recomendaciones específicas durante embarazo
  • Mantener un peso saludable y una buena alimentación.
  • Mantener un buen estado corporal realizando ejercicio físico moderado. Especialmente flexibilizar caderas, pelvis y extremidades inferiores. Evitar realizar ejercicios tumbada boca arriba para evitar la compresión de la vena cava inferior.
  • Evitar esfuerzos que impliquen más presión abdominal (no apretar en apnea respiratoria)
  • Evitar elevaciones de temperatura corporal por encima de los 38ºC.
  • A partir de la semana 34 comenzar a realizar masaje perineal con un lubricante de base acuosa.
  • Valorar la utilización de faja abdominal durante el tercer trimestre.
  • En el último mes de embarazo disminuir el ritmo de ejercicio, reducir el estrés al máximo, descansar y favorecer las actividades que proporcionen oxitocina (besos, abrazos, reír, orgasmos, masajes suaves…)
Recomendaciones específicas para el postparto
  • A partir de la semana 6-8 realizaremos la primera valoración postparto a nivel perineal, abdominal, respiratorio y postural.
  • Realizar un plan de ejercicios personalizados para la recuperación y reeducación del suelo pélvico y de la zona abdominal.
  • Introducir técnicas globales a través de la reeducación postural Mézières y gimnasia abdominal hipopresiva para completar la recuperación. A partir de la 6º semana se puede comenzar el trabajo hipopresivo.
  • Usar lubricante acuoso para el bienestar sexual. Evitar posturas sexuales de penetración profunda. Reiniciamos la sexualidad con posturas seguras y evitar dolores y miedos.

Pide cita

3 + 8 =